Me interesa

Observando el Tiempo, forma parte de un proceso de investigación sobre nuestra relación con los lugares en que vivimos y la influencia que la luz tiene en ellos.

Para la artista los aspectos formales como color, forma, dimensión y luminosidad de los espacios en que nos desenvolvemos, tienen una gran influencia en la forma en que percibimos nuestro entorno.

Concentrándose en los cambios sutiles que el tiempo crea en los espacios, este proyecto hace tangibles el casi imperceptible movimiento de la luz. Este efímero fenómeno queda grabado en fotografías que le dan un estado de permanencia a un factor que nunca se detiene.

En este trabajo, Verónica Ibáñez fotografía el movimiento de la luz en detalles abstractos o espacios abiertos, los cambios a lo largo de las horas, los días o la temporada. Es una reflexión sobre el simple acto de observar el tiempo pasar frente a nuestros ojos.